Celebramos el Black Friday con Ángel Ladrero, profesor del Grado Superior de Marketing

Black Friday con Ángel LadreroEl mundo digital ya había llegado para quedarse. Pero desde que la pandemia comenzó ha pasado a ser nuestro segundo hogar. Y es que… ¡todo lo hacemos online, hasta dar clase! Por lo tanto, si quieres que tu empresa exista, inexorablemente tienes que estar presente en Internet.

Además, hay fechas y momentos puntuales del año que resultan muy interesantes para llamar la atención de los clientes, como lo es el ya tradicional Black Friday. O lo que es lo mismo: el día en el que las empresas ponen toda la carne en el asador para lanzar ofertas vertiginosas.

Y todos conocemos muy bien el funcionamiento de este día desde el punto de vista del cliente. Pero, ¿cómo lo afrontan las empresas? Para hablar de ello, tenemos a Ángel Ladrero, profesor del Grado Superior de Marketing en CPA Salduie y experto en Marketing Online.

 

¿La pandemia ha cambiado nuestra forma de vivir en el mundo digital? ¿Cómo ha beneficiado esto a las empresas que ya estaban presentes en este entorno? ¿Y qué hay de las que no lo estaban?

Obviamente, la situación actual que estamos viviendo, que nos lleva a pasar más tiempo en casa, ha impulsado mucho el uso del mundo online. Por lo que sí que se ha visto un cambio en la forma de vivir los entornos digitales, ha habido un incremento de su uso sobre todo en Redes Sociales y en la compra online.

Por otra parte, es obvio que la ventaja competitiva de estar presente en los medios con anterioridad te ayuda a adaptarte mucho más rápidamente que aquellas empresas que no lo estaban. Aunque es cierto, que las empresas que no estaban adaptadas tecnológicamente han visto la necesidad de estarlo. Además, tampoco hace falta tener una súper tienda online, simplemente el hecho de tener un Whatsapp para poder realizar pedidos y atender a los clientes para evitar aglomeraciones ya es un paso.

 

¿Cómo surgió el Black Friday?

Sobre la aparición del Black Friday hay varios supuestos orígenes. Se habla de que allá por los años 60 se celebró un partido de fútbol americano en Filadelfia el día después de Acción de Gracias.

En EEUU ese día es fiesta y los comercios aprovechaban para abrir. Y vieron que  la gente asistió a ese partido en masa y no sólo eso, sino que también salieron en masa a las calles a comprar. Hasta tal punto fue el éxito, que el boletín público alertaba del caos que se estaba produciendo en las calles. Y los oficiales de policía encargados de la regulación del tráfico comenzaron a llamar a este día el “viernes negro”.

Particularmente, a España llegó en 2012 a través de Media Markt. Entonces no tuvo mucho tirón, pero al año siguiente se unieron los gigantes y empezó el boom. Y por otro lado, también se generó otro día similar, asociado directamente a la venta online: el Cybermonday. En este caso, se celebra en lunes porque las conexiones en aquel momento eran mucho más lentas, y la historia cuenta que la gente esperaba al lunes para hacer las compras desde las oficinas.

 

Además de ser un día interesante para los clientes, también lo es para las empresas desde el punto de vista del Marketing, ¿qué nos puedes contar al respecto?

Es verdad que al final el Marketing es un reto. La idea de trabajar este tipo de estrategias es que debemos basarlas en los hábitos del consumidor. En este caso, por ejemplo, tenemos que pensar que el consumidor está totalmente predispuesto a comprar.

De hecho, estamos esperando las ofertas y preparándonos para ello tiempo antes, y deseando que llegue el día. Y además estamos muy familiarizados con todo este proceso. Por lo tanto, lo que tenemos que hacer es adaptar nuestro trabajo a esta estrategia de ventas; todas nuestras campañas, contenidos, copys, estrategias de remarketing, e-mail marketing… Tenemos que adaptarlos a esos consumidores y orientarlo todo a ventas, porque es lo que la gente quiere.

Se trata de una venta mucho más agresiva. La gente espera encontrar grandes ofertas y empieza desde mucho tiempo antes a buscarlas. Por lo tanto, nuestras estrategias tienen que estar trabajadas también con tiempo.

 

¿Crees que, como empresa, no participar de este día puede suponer perder dinero?

Más que de perder dinero hablaríamos de perder oportunidades. Es cierto que el Black Friday supone una inversión de dinero y trabajo y, por lo tanto, está muy orientado a grandes cadenas y a una tipología de productos concretos como los tecnológicos, la moda… Pero también es verdad que todos los clientes estamos esperando las ofertas del Black Friday, con lo cual, si nosotros tenemos clientes durante todo el año podemos intentar captar nuevos con productos o servicios más específicos con los que nosotros podemos competir realmente.

Po tanto, es una buena recomendación tratar de llevar a cabo alguna estrategia, aunque no sea muy ambiciosa. Al final es valorar el retorno de inversión de cada una de nuestras acciones.

 

Como profesor de Marketing Online, ¿qué consejos les darías a aquellos alumnos que quisieran lanzar una campaña en BF?

Les aconsejaría que prepararan con tiempo unas estrategias específicas para este día. Por ejemplo, adaptar los anuncios y contenidos en Redes Sociales pensando sólo en el Black Friday, realizar acciones de re-marketing a la gente que va visitando nuestra web durante estos días, añadir la palabra «Black Friday» en los copys… Y también es muy recomendable aumentar el presupuesto para poder acceder mejor a las pujas y conseguir más impresiones.

En definitiva, aprovechar los canales habituales: Redes Sociales, e-mail marketing y re-marketing.

 

Cuando decidimos dedicarnos a algo, es porque hemos recibido una serie de estímulos que nos llevan a tomar esa decisión. Casi como en un proceso de compra. ¿Cómo fue tu proceso con respecto al Marketing Online?

Me engañé yo solo. Vengo del mundo de la programación, y a partir del desarrollo web empecé a leer cosas, me pareció muy interesante y empecé a hacer cursos. Es un mundillo que engancha bastante, y al final terminé haciendo un estudio propio de la Universidad en comercio electrónico.

Fue por la curiosidad de cerrar el círculo. Yo ofrecía servicios de diseño web y quería completar mis servicios conociendo todo el ecosistema del Marketing online.

 

A tus alumnos, ¿les aconsejarías que cuando terminen el grado que se centren y especialicen mucho en una parte de este entorno, o que se abran a más de un ámbito?

Hoy por hoy, salvo que trabajes en una empresa muy grande en la que te contratan como especialista en algo concreto, las empresas quieren perfiles dinámicos. Personas que se sepan adaptar a más de una cosa. Por lo tanto, mi consejo es especializarse en una parcela con la que puedas destacar, pero ser capaz de cubrir otros ámbitos y poder aportar unos conocimientos más variados.

En este mundillo es muy importante ser curioso, autodidacta y aprender a base del método prueba-error.

Alumnos del GS de Marketing
Alumnos del GS de Marketing

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *