Hoy hablamos con la productora y profesora de CPA Online, Inés Laporta

Nuestra profesora de los Grados Superiores de Realización y Producción a distancia, Inés Laporta, no para de cultivar éxitos. Primero, como Jefa de Producción en la aclamada película “Las Niñas”, de la aragonesa Pilar Palomero. Y ahora, también dentro de la producción en la serie “La caza. Tramuntana”, que se emite todos los miércoles en La 1.

Esta serie, que emitió la primera temporada “La caza. Monteperdido” en 2019 con un grandísimo éxito, comenzó sus andaduras en nuestra tierra. Esta segunda temporada, sin embargo, tiene como escenario protagonista la isla de Mallorca, y es justamente Aragón la comunidad autónoma donde más se ve esta ficción, con una cuota media de pantalla de alrededor del 14%.

Inés, ¡no paras! ¿Cómo se organiza una teniendo varios proyectos audiovisuales a la vez, compaginados con la docencia?

¡Intentando organizarse lo mejor posible! Jejeje. A veces me cuesta un poco más, por la intensidad o la atención que requieren los proyectos, ahí es cuando pienso: “cuándo aprenderé a decir que no”. Pero al final, si los proyectos valen la pena, no me puedo resistir. Entonces en estos momentos entre semana dedico más tiempo a los proyectos profesionales y los fines de semana dedico más tiempo a las clases de online.

La película “Las Niñas” ha conseguido un éxito aplastante, ¿cómo te sientes al haber formado una parte importante de ese proyecto?

En mi caso, creo que aún no soy muy capaz de procesar todo lo que está significando “Las Niñas”. Fue un viaje muy emotivo. A Pilar la conocía desde hace años, entonces lo personal y lo profesional de mezclan, y cuando eso pasa en un proyecto como una película, la sientes como tuya e intentas dar lo mejor de ti para que la película salga adelante de la mejor manera posible.

Más allá de la vinculación emocional que tengo con “Las Niñas”, creo que es una gran película, y me hace muy feliz haber formado parte de ella, junto al equipazo de profesionales aragoneses que también trabajaron en la película como Ignacio Lasierra ayudante de dirección, Aurora Lago, Víctor Gracia, Mar Arruga, Celia Mira o Francisco Puy, est@s últimos cuatro, exalumnos del CPA.

¿Qué fue lo primero que pensaste cuando te enteraste de las 9 nominaciones a los Premios Goya?

Fue un día muy lindo. Las vimos en directo, entonces cada vez que alguien del equipo era nominada empezaban a caer mensajes de WhatsApp sin parar. Lo más gracioso fue cuando nominaron a Arantxa Ezquerro a mejor dirección de vestuario, le escribí diciendo: “Arantxa, ¡enhorabuena por esa nominación! Y me responde: «pero, ¡¡¡qué dices, me acabo de enterar por ti!!!» Y ya todo fueron risas y celebraciones.

Sin duda todo el recorrido que está tendiendo “Las Niñas” supera a cualquier sueño que hubiéramos podido imaginar. Cosechar todos estos éxitos con una ópera prima es increíble, lo han sabido hacer, y muy bien, tanto Valérie Delpierre de Inicia Films, como Álex Lafuente de Bteam Pictures.

La serie en la que estás ahora, “La caza. Tramuntana”, también tiene un gran éxito de audiencia, ¿qué crees que la hace tan interesante para el espectador?

No tengo la respuesta a esta pregunta, habría que preguntar a los espectadores. En mi opinión creo que la apuesta por localizaciones naturales y emblemáticas, como fue Benasque en la primera temporada y Mallorca en esta segunda, junto a la creación de personajes y la arriesgada temática de la historia, hacen que resulte interesante a la audiencia.

Inés Laporta¿Cuál ha sido el mayor reto que se te ha presentado a nivel de producción?

Cada proyecto tiene sus retos y siempre son distintos, eso es lo lindo de esta profesión.

En “Las Niñas” por ejemplo, uno de los mayores retos era recrear la Zaragoza de los años 90´, para ello tuvimos que vaciar las calles de coches, de personas, de señales, de carteles… Todo tenía que ser de la época, entonces cada vez que rodábamos en exteriores la logística que poníamos en marcha era muy grande.

En Megan Leavy, en cambio, una película de producción americana que rodó en Zaragoza en el 2015, lo más complejo era la logística para organizar el rodaje. Circulábamos por las calles de Zaragoza con un convoy enorme de vehículos de rodaje, vehículos bélicos, coches americanos, grúas, plataformas… Nos movíamos siempre por la noche para evitar bloquear el tráfico de la ciudad y montábamos unos base camp gigantescos en medio de cualquier barrio. Recuerdo que un día el convoy de vehículos de rodaje ocupaba todo el recorrido desde Camino de las Torres con Cesáreo Alierta, hasta el Príncipe Felipe y más allá. La gestión, coordinación y organización de todos esos traslados era increíble.

¿Cómo definirías el papel del productor en una peli, serie o espectáculo?

Dentro de un proyecto audiovisual hay varias figuras dentro de la producción: la producción ejecutiva, la dirección de producción, la jefatura de producción. El papel del productor como tal, de cualquiera de estos emprendimientos que comentas, es ser el impulsor y promotor del proyecto, tiene la responsabilidad financiera, profesional y artística de crear una obra o evento, trabajando codo a codo con las direcciones de los departamentos y sus equipos.

Actualmente, eres profesora de los Grados Superiores de Producción y Realización a distancia, pero también lo has sido de presencial. ¿Qué diferencias destacarías entre ambas modalidades?

Si bien el temario que impartimos es el mismo, lo que cambia es la forma de relacionarte con los alumnos. Yo estoy encantada con las clases online. Al principio pensaba que el cambio de la modalidad presencial a la modalidad online sería muy difícil y que perdería ese trato tan directo con el alumnado que te permite la formación presencial. Pero, poco a poco, y gracias también a las nuevas herramientas y a la formación que hemos ido recibiendo los docentes para innovar en la formación online, fuimos ganando confianza y fortaleciendo la formación online.

Hoy en día tenemos muchas vías de comunicación con los alumnos, además de los espacios de formación formal, que nos permiten estar conectados y al día de la evolución que alumnas y alumnos van desarrollando.

¿Qué consejos le darías a aquellos alumnos que sueñan con hacer lo que tú has conseguido?

A cualquier alumna o alumno que está estudiando en estos momentos en el CPA les diría que rueden mucho, que lean mucho y que vean todo tipo de cine y series. Que aprendan a relacionarse con todo tipo de profesionales, que se comprometan con el trabajo y que siempre que tengan la oportunidad de participar en un rodaje profesional, vayan a por ello. Que aprendan a escuchar, a tratarse con respeto y si tienen claro lo que quieren, que nunca dejen de intentarlo.

Hablamos con Carlos Naya sobre la nominación de «Lunas de papel» en los Premios Goya

El orgullo nos invade. Y es que no podemos estar más contentos por nuestro compañero Carlos Naya.

Hace menos de un mes, os contábamos que la canción «Lunas de papel» que Carlos compuso para la aclamada película «Las Niñas», era candidata a ser nominada a «Mejor Canción Original» en los Premios Goya. En ese momento sólo era una posibilidad. Sin embargo, tan solo una semana después, saltaron las chispas cuando nos llegó la noticia de que esa posibilidad se había hecho realidad: ¡Su composición era una de las 9 nominaciones que la película de Pilar Palomero había conseguido!

Y por supuesto, hemos hablado con él. No podíamos dejar pasar la oportunidad de preguntarle cómo ha vivido, no sólo la nominación, sino el proceso de composición de la canción, entre otras muchas cosas. ¡Más que recomendable!

Entrevista Carlos Naya
Entrevista Carlos Naya

Carlos, para aquellas personas que no hayan tenido la oportunidad de ver la película, ¿qué cuenta y de qué manera “Lunas de papel”?

Bueno, “Lunas de papel” es una canción que aparece en un momento de mucho peso emocional en la película. No quiero desvelar el argumento, pero se puede decir que la canción suena en un momento en el que el personaje de Celia, que interpreta maravillosamente Andrea Fandos, completa el recorrido emocional de la película. Sabíamos que era un momento importante y quisimos crear un contexto musical que, de alguna manera, acompañara ese complejo mundo interior del personaje. La intención era evocar la profundidad emocional del personaje de Celia desde la sencillez de una canción de coro de colegio. Creo que la mayor dificultad radicaba en cómo reflejar tanto con tan pocos elementos musicales.

¿Cómo fue su proceso de composición? 

Todo comenzó cuando, casi por casualidad, Pilar Palomero, directora de la película, escuchó una canción que compuse por aquellos días. Lo cierto es que soy un músico muy poco prolífico, pero dio la casualidad de que una de las pocas músicas que he hecho, llegó hasta sus oídos. Algo le debió hacer click con aquel tema porque decidió pedirme que compusiera la canción que suena en el que, como he dicho antes, quizás sea el momento de mayor peso emocional de la película. Yo acepté encantado sin ser muy consciente de la importancia de lo que estaba aceptando. En aquel momento ni nos imaginábamos la repercusión que la película iba a tener.

Después nos juntamos en mi estudio y Pilar me explicó lo que no quería que fuera la canción. Me dijo que no quería una canción naive de misa de campamentos. Me dijo que, aunque el contexto es un coro de un colegio de monjas, no quería que la canción tuviera connotaciones religiosas. Tampoco podía sugerir espiritualidad de ningún tipo fuera del ámbito cristiano. En imagen íbamos a ver un piano y un coro de unas veinte niñas. Esos eran los elementos con los que contaba para componer.

Tenía que ser algo sencillo, no podía ser excesivamente sofisticado en lo musical, pero queríamos que fuera hermoso en su sencillez. Yo nunca había hecho una canción por encargo, así que, desde ese punto de partida me puse a trabajar. Lo cierto es que, así como otros procesos creativos me han resultado extenuantes y poco fructíferos, en este caso, por alguna razón que no alcanzo a entender, el proceso de composición fue muy fluido. A Pilar le gustaban las primeras ideas que le iba enseñando. Aunque reestructuramos la canción varias veces y desechamos alguna idea inicial, llegamos a la versión final bastante rápido.

¿Cómo te sentiste al conocer la noticia de que “Lunas de papel” está nominada a la Mejor canción original de los premios Goya?

Al principio estaba medio en shock. Me costó bastante asimilarlo, la verdad. El día de la nominación tenía que dar una clase de cuatro horas. Me había levantado muy pronto para preparar algunas cosas que me faltaban para la clase. Tenía que estar concentrado en mi labor docente. De repente el móvil empezó a vibrar como loco en mitad de la clase y me imaginé que algo bueno había pasado. Lo puse en modo avión y seguí concentrado en dar la clase. Justo antes del descanso un alumno gritó: “¡Carlos, estás nominado!”. Y toda la clase empezó a aplaudir. Fue un momento hermosísimo.

Quizá un alumno no da importancia a un detalle así, pero para un profesor, y más para un profesor novel como yo, recibir una muestra de cariño así por parte de toda la clase es algo maravilloso. Fue muy bonito. Luego vinieron de Aragon TV a entrevistarme al rellano de CPA y ya se desató la locura. Lo cierto es que, al no estar acostumbrado a este tipo de situaciones, cuando se desató toda la vorágine mediática llegué a agobiarme un poquito. De repente apareces en un montón de medios de comunicación y te sientes muy expuesto. Pero una vez superado ese breve agobio inicial, lo único que he sentido es alegría y gratitud, sobre todo gratitud.

¿Cómo resumirías tu experiencia en la película “Las niñas”? (A nivel personal y profesional)

Pues la resumiría con una palabra: un regalo. Sin duda. Un regalo de esos que te da la vida y que tienes que valorarlo y agradecerlo. Pilar es amiga mía desde que éramos adolescentes, la quiero mucho. La he observado crecer como cineasta y la admiro un montón por su talento y su capacidad de trabajo. Y tanto yo como todo el equipo, creo que le estamos inmensamente agradecidos por haber hecho posible esta película y por incluirnos en ella. Hacer una película es una experiencia muy dura. Lo he observado en Pilar. A veces se dan situaciones difíciles. Hay muchas alegrías y grandes encuentros, pero también surgen, aunque en menor medida, conflictos y momentos difíciles. Yo, personalmente, creo que la experiencia al completo es un regalo de vida, con sus momentos maravillosos y sus momentos no tan buenos. Es una suerte ser parte de algo así. Compro el pack completo.

¿Hay alguna anécdota que pudieras contarnos de tu paso por “La Niñas”?

Pues hay muchas. Yo me reía un montón con Rubén Martínez, maravilloso actor y mejor persona, que trabajó de coach de las niñas en rodaje. Hizo una labor increíble. Tenía que generar en el set de rodaje el clima emocional necesario para que las niñas dieran lo mejor de sí y para ello tenía muchos personajes. A veces tenía que hacer reír a las niñas para grabar desde ese lugar emocional, y lo cierto es que en ese afán de hacer reír a las niñas acabábamos muertos de risa todo del equipo técnico. Tenía muchos personajes, a cuál más gracioso, y las niñas eran muy divertidas también.

Hubo mucha magia en rodaje, sin duda. En una de las secuencias en la que las niñas tenían un conflicto entre sí, la interpretación de dos de las niñas, Ainara Nieto y Andrea Fandos, me llegó a conmover tanto que se me pusieron los ojos llorosos. Me llegaron a emocionar de tal forma que me olvidaba de que estaba trabajando. En ese momento, me di cuenta de que estábamos haciendo una buena película. Nunca me había emocionado así en un set de rodaje, y he estado en un montón. Aunque, como ya he dicho, lo que ha venido después ha superado toda expectativa. Esta película nos ha dado alegría tras alegría en un tiempo en el que las alegrías han sido muy escasas para todos.

¿Tienes algún otro proyecto entre manos?

También me dedico a la realización audiovisual y ahora mismo estoy terminando junto a mi hermano un documental sobre la vida de José María Javierre, el primer español que corrió el tour de Francia en 1909. Es una figura que ha pasado desapercibida para la historia del ciclismo español y mi hermano y yo queremos reivindicar su persona y, de paso, hablar de cómo era el ciclismo en aquella época.

En aquellos años el ciclismo era una hazaña épica de locos aventureros que se jugaban la vida cruzando puertos de montaña con bicicletas pesadísimas y sin ningún tipo de avituallamiento. Poco tenía que ver con la sofisticación técnica del ciclismo actual. Tenía algo de novelesco y romántico, y a mi hermano y a mí nos fascina ese mundo. Hemos entrevistado a familiares del personaje, expertos en ciclismo de la época y hemos rodado unas recreaciones muy chulas con actores caracterizados y con bicicletas de la época. Tenemos muchas ganas de enseñárselo a la gente. Para este verano creemos que lo habremos terminado.

 ¡Muchísimas felicidades por «Lunas de papel», compañero!

Ay, muchas gracias. No sé si voy a ser capaz de agradecer como se merece todas las muestras de cariño que estoy recibiendo. Muchas gracias, de verdad.

Tres miembros de la familia CPA, camino a los Premios Goya 2021

La ópera prima de Pilar Palomero, “Las Niñas”, está causando furor en el mundo del cine. Y es que, hace poco más de cuatro meses desde que se estrenó y cuenta con más de un premio y unas cuantas nominaciones.

Todo comenzó con la Biznaga de Oro a Mejor Película Española en el Festival de Cine de Málaga, donde se confirmó como una de las joyas del cine español de 2020. Continuó con el galardón a “Mejor largometraje de ficción” en los Premios Forqué.

Y recientemente, llegó la noticia de sus 9 nominaciones a los Premios Goya 2021: Mejor Película, Dirección Novel, Actriz de Reparto (Natalia de Molina), Guión Original, Canción Original, Diseño de Vestuario, Dirección Artística, Fotografía y Montaje.

Las nominaciones a los Premios Goya 2021 tienen un tinte CPA

Y entre todos los grandísimos profesionales que han hecho posible este triunfo, tenemos el orgullo de contar al mundo que se encuentra más de un compañero de la familia CPA:

El film, que tiene como escenario protagonista a la ciudad de Zaragoza, se adentra en el universo de una adolescente que estudia en un colegio de monjas, así como en sus relaciones con sus amistades y con su madre soltera.

Una historia sensible y emocionante que rememora la España conservadora y estricta de 1992, y que consigue trasladar a toda una generación a una época pasada bajo una mirada infantil.

“Lunas de papel”, compuesta por Carlos Naya, candidata a ser nominada a Mejor canción original de los Goya

La película “Las niñas”, de Pilar Palomero, lleva causando sensación desde que se estrenó hace cuatro meses. Y es que este trabajo, que tiene a la ciudad de Zaragoza como escenario protagonista, cuenta hasta el momento con seis nominaciones a los premios Forqué; ha sido galardonada con la Biznaga de Oro del Festival de Cine de Málaga; y obtuvo unas fabulosas críticas en la Berlinade, así como una gran respuesta por parte del público.

“Las niñas”, muy presente en los premios Goya con 14 candidaturas. Entre ellas: mejor canción original

Pero no es lo único que el equipo del largometraje tiene que celebrar. Porque, aunque “Filomena” haya obligado a retrasar de forma indefinida la lectura de los nominados a los premios Goya de este año, que se habría celebrado el pasado lunes, tiene 14 candidaturas. Y eso no se lo quita nada, ni nadie.

Y entre esas candidaturas, se encuentra la de Mejor canción original con el tema “Lunas de papel”, compuesto por el profesor del Grado Superior de Sonido: ¡Carlos Naya!

Que además de graduado en Comunicación y Técnico Superior en Realización Audiovisual, también es profesor del Grado Superior de Sonido en CPA Salduie. ¡Y estamos orgullosísimos!

¡Muchísimas felicidades, compañero!