Omitir enlaces

El proyecto de cooperación al desarrollo del Grupo San Valero suma más de 50.000 alumnos en la República Dominicana

El Grupo San Valero promueve desde 1995 uno de los proyectos de cooperación al desarrollo más importante impulsado desde Aragón. Por las aulas de la Fundación Dominicana San Valero (Fundosva), han pasado hasta la actualidad más de 50.000 alumnos en los tres centros que gestiona en Santo Domingo (el Politécnico San Valero, el Politécnico Aragón y el Centro Tecnológico de Ciudad Colonial). Estos centros dan trabajo actualmente a 200 personas, en ellos estudian este curso 5.800 alumnos, están especializados en la formación para la inserción de los alumnos en el mundo laboral y hoy por hoy son toda una referencia nacional e internacional.

En una Sala de la Corona llena, en la que se tuvo que habilitar el coro, se dieron cita numerosas personalidades de la sociedad aragonesa, organizaciones, asociaciones, ongés, y un gran número de empresas e instituciones así como una amplia representación de la comunidad educativa. Patronos, directivos, profesores y alumnos del Grupo San Valero estuvieron también presentes en este acto de especial significado social y solidario.

Un proyecto vivo que, después de consolidarse, pone sus miras en Haití. Una invitación del Ministerio proyecta el futuro de la Fundación al país vecino, replicando las acciones de cooperación y su experiencia docente en la zona fronteriza desde la República Dominicana.

La apertura y presentación del acto, enmarcado en el Ciclo de Cooperación Aragonesa para el Desarrollo, la ha llevado a cabo el director general de Participación Ciudadana, Transparencia, Cooperación y Voluntariado del Gobierno de Aragón, Miguel Miranda Aranda. En su intervención ha destacado la “importante labor que se está desarrollando en la República Dominicana, un país prioritario para la Comunidad, en el que se han invertido más de 5,6 millones desde 1994”.

El presidente del Grupo San Valero, Ángel García de Jalón Comet, por su parte, indicó que “la herramienta más eficaz para el desarrollo social y el progreso es sin duda la educación”, y reconoció el intenso trabajo que se ha realizado en los institutos de Santo Domingo durante estas dos décadas. Aprovechó para agradecer la contribución de todas las entidades participantes sin las que no habría sido posible esta realidad: Gobierno de la Comunidad Autónoma de Aragón, Agencia Española para la Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID), Cáritas, Diputación Provincial de Zaragoza, y Ayuntamiento de Zaragoza entre otras. Un proyecto en el que se ha trabajado directamente con el Gobierno de la República Dominicana a través de sus ministerios de Educación, de Educación Superior, de Trabajo y muy estrechamente con el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP).

Durante la sesión se pudieron ver tres vídeos documentales que mostraron el antes y el después de una sociedad que se ha visto transformada gracias a este proyecto de cooperación solidaria. Testimonios y experiencias de alumnos que gracias a esta iniciativa han encontrado trabajo, han formado su estilo de vida y han prosperado personal y profesionalmente. Imágenes entrañables de un antes y un después que resulta sobrecogedor a los ojos de una sociedad como la nuestra.

En su intervención, el consejero del departamento de cooperación con Centroamérica, México y el Caribe de AECID, Armando Riesgo Pérez-Dueño, hizo referencia a la importancia de la Formación Profesional para atender las necesidades laborales del país, “el propio gobierno dominicano le da mucha importancia con un programa especial diseñado hasta el año 2020”.

El director de INFOTEP (Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional de República Dominicana), Rafael Antonio Ovalles Rodríguez, puso el modelo del grupo San Valero como “ejemplo de cooperación y solidaridad en el eje norte sur” y agradeció la ayuda recibida en aras de una sociedad más justa, y equitativa.

La presentación del “Estudio de impacto social y económico de la Fundación Dominicana San Valero (1995-2015)” fue desarrollada por el director general del grupo San Valero, César Romero Tierno, que hizo un repaso por las principales cifras y expuso las claves fundamentales del éxito del proyecto. La concentración de las acciones en una misma área geográfica, el trabajo conjunto con las autoridades del país identificando prioridades, el acierto en la temática de la ayuda “la Formación Profesional genera resultados rápidamente” y confiar la gestión y dirección en manos locales, han sido elementos decisivos para la consecución de los objetivos de este proyecto de cooperación al desarrollo.

El director general de la Fundación Dominicana San Valero, José René Frías, más allá de las cifras, traslado el componente humano y la esencia del proyecto, con ejemplos de casos reales de superación, reinserción y acogida de personas en riesgo de exclusión, que gracias a la Fundación han encontrado el camino del éxito personal y profesional.

Deja un comentario

Ver
Mover