Cinco días por delante. La meca del cine

Los Ángeles. 5 días por delante para exprimir al máximo el centro neurálgico de producción del cine mundial. Visitas profesionales a estudios, escuelas de interpretación, empresas de postproducción y lugares reconocibles de la historia del cine. Sí, lo sabemos: ¡no hay mejor plan para un cinéfilo que poder vivir esta experiencia! Y lo mejor de todo, es real y puede estar a vuestro alcance: CAMPUS L.A.

Como ya sabéis, Cineupdate organiza, este año con su cuarta edición, esta experiencia formativa a Hollywood, una oportunidad única en este sector. Para conocer este campus de manera más cercana hemos entrevistado a dos exalumnos de CPA, EduardoPérez, ex-alumno del Grado Superior de Realización en modalidad presencial y a Josep Rodglá, ex-alumno de Máster de Dirección de Cine de CPA Online, y para que nos cuenten cómo vivieron ellos este viaje. ¡Después de escuchar la experiencia a través suya todavía nos ha enamorado más este Campus!

campus cine los ángeles cpa salduie

¿Por qué decidiste apuntarte a este campus?

Eduardo Pérez- Todo lo que hay detrás de las cámaras en el arte cinematográfico es un misterio. Especialmente para las personas que no estudian audiovisuales. Sentí la
necesidad de acercarme un poco más al plano oculto del cine. Desde el principio estaba más que convencido con la propuesta del Campus L.A. y gracias al apoyo de José Ángel Delgado me animé a conocer la ciudad de Los Ángeles. El cine es algo que tienes que conocer si estudias audiovisual, aún teniendo más preferencia por otros medios, como la televisión (mi caso). El viaje a L.A. me ha ofrecido la oportunidad de dar a conocer mi faceta profesional a todos los colaboradores e invitados del Campus, a todas aquellas personas de la ciudad de California que nos han aconsejado acerca de nuestro aprendizaje.

Josep Rodglá – Yo tenía idea de ir desde la primera edición, pero pensé que no era el momento porque no tenía experiencia en el sector. Lo primero conocer la industria de LA, visitar los sitios que tanto hemos adorado como el set de Regreso al futuro, el smoke house de La La Land, etc. Y como no, conocer muchas cosas de primera mano gracias a las personas que lo organizan.

campus los angeles

5 días muy intensos con una programación de ensueño para cualquier apasionado del mundo del cine. ¿Qué fue lo más te gustó? ¿Y lo más provechoso a nivel profesional?

E.P.- Lo principal que me llevo del Campus y de Los Ángeles es poder vivir durante todos esos días la vida americana. Vivirla en sus calles junto con las experiencias en los diversos lugares cinematográficos e icónicos de la ciudad. El poder conocer gente de la ciudad que vive cada día la profesión del séptimo arte ayuda considerablemente a nuestra formación, puesto que podemos compartir experiencias, vivencias, recibir y dar consejos, de tal forma que al terminar el viaje podamos llevarnos un abanico de conocimientos que podamos aplicar en nuestro aprendizaje y mundo laboral y, a la vez, mantener el contacto desde el otro lado del charco.

J.R- Fueron muchas cosas más a parte las que organizamos de noche fuera del Campus para no perder el hilo y apurar más. Lo que más me gustó fueron las personas que conocí y, como no, los sets que visitamos. Cito dos: el reloj de Regreso al futuro y el smoke house, el restaurante de La La Land donde Sebastian toca el piano. Lo más provechoso a nivel profesional fue conocer a las personas y ampliar las relaciones con las que ya conocía.

campus los ángeles

¿Qué ha aportado un curso de este tipo a vuestro CV?

E.P.- El Campus L.A. ya tiene un hueco reservado en mi currículum. El viaje no deja de ser una “clase” continua que te completa en términos de disciplina audiovisual. Antes de coger el avión se tienen unas expectativas muy diferentes de las que se vuelve. Incluso puedo afirmar que, en términos de guion, producción, realización cinematográfica, etc., se vuelve con un punto de vista totalmente diferente.

J.R- A mí personalmente, y resumiendo brevemente, un futuro proyecto y una experiencia inolvidable. Incluso de este curso salen muchas sinergias profesionales entre los
participantes.

Contadnos algunos de los proyectos que habéis desarrollado después de conoceros en CAMPUS L.A.

E.P.- Los contactos son uno de los elementos esenciales que me he llevado del Campus L.A. Personas de la propia ciudad de Los Ángeles con las que he mantenido el contacto e, incluso, compartido trabajos y/o proyectos. Por otro lado, al terminar el viaje los participantes del Campus ya se convierten en amigos. Precisamente, en ese aspecto he podido trabajar con uno de mis compañeros de Valencia, Josep Rodglá, con quien he compuesto una banda sonora que forma parte de uno de sus últimos trabajos. Realizarla fue una tarea gratificante y satisfactoria, ya que fue la primera banda sonora que realicé a distancia (sin que Josep pudiera estar presente durante el proceso musical).

J.R- Cierto, creo que en parte es gracias a todo lo que se comparte durante esos días. Uno de los cinco proyectos que dirigí fue Nunú Trataa, sobre la soledad de una niña en una casa donde suceden cosas paranormales. Un cortometraje de género terror y suspense. El compositor fue efectivamente Eduardo Pérez, un compañero del campus. Hace unos meses que se estrenó en el Festival de Cine Fantástico y de Terror de Puzol de Valencia. Además, este próximo 6 de junio se estrenará El guardián en el espejo, un cortometraje producido por Epopeya Films, también de temática fantástica. Este trabajo trata sobre JOE, un chico que un día se levanta y en el espejo del baño se ve a él mismo hace cuatro años, antes de cometer los errores que le han llegado hasta la situación en la que vive ahora.

¿Qué le dirías a alguien que estuviera valorando inscribirse a esta cuarta edición?

E.P.- Es una oportunidad única. No todo el mundo tiene la ocasión de poder ir acompañado de profesionales y apasionados del audiovisual a la ciudad por excelencia del arte cinematográfico. Te sientes como si formaras parte de una película. Además, Campus L.A. posee la extraordinaria ventaja de que te permite conocer lugares que un turista normal no podría visitar. Puedes conocer a gente de allí, conseguir contactos, presentar tus proyectos para que te aconsejen y ofrezcan una orientación profesional. Al final, todo esto tiene como resultado la superación personal, traspasar las fronteras de tu ciudad para vivir durante unos días una gran aventura cinematografía. Recuerdo que me dijeron: “Al finalizar el viaje, veréis todo de otra manera.” Y así fue. La visión hacia la perspectiva audiovisual (y, por supuesto, social, personal…) cambia gracias a las enseñanzas del Campus L.A.

J.R- ¡Que no se lo piense más! No es fácil decidirlo, pero yo que lo he probado de primera mano creo que es la mejor o de las mejores inversiones que he hecho. ¡De cine! 😉

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios con *