Julia Mancho, exalumna de Producción Audiovisual, nos descubre su proyecto fotográfico

Cuando elegimos nuestra pasión y la desarrollamos hasta convertirnos en profesionales, surgen ideas creativas y únicas. Proyectos que pasan a ser casi como nuestros hijos, que nos provocan un sentimiento de orgullo tal que nos lleva a una necesidad imperiosa de que todo el mundo lo conozca, lo vea, le dé algún “like”… Pero sobre todo… ¡De que todo el mundo lo viva y lo sienta!

Descubriendo a… Julia Mancho, exalumna de Producción Audiovisual

Y ese es el caso de nuestra exalumna del Grado Superior de Producción Audiovisual Julia Mancho, que llegó a nuestro centro con el sueño de dedicarse al mundo de los espectáculos, y hoy se convierte en nuestra protagonista gracias a un proyecto con el que nos abre las puertas de su vida.

Un diario de retratos fotográficos a través del cual nos muestra a esas personas que han sido importantes para ella; quizás en un momento puntual, en una etapa importante… O siempre. Y en el que las manos son unas de las grandes protagonistas.

Esta serie fotográfica cuenta ya con 100 imágenes, entre las cuales podemos disfrutar de retratos de personajes de la talla de SHO-HAI, Don Patricio… ¡O de nuestro compañero, profesor y cineasta, Carlos Val! Para el que, además, Julia eligió un puesto muy especial: El número 100. Descubre las razones en el Instagram de la artista.

Este proyecto nos acerca a vivencias, experiencias, momentos dulces. Pero…

¿Quién hay detrás de todas esas fotografías? ¿Por qué este proyecto? ¿Conoce a SHO-HAI? ¡Nos responde a todo!

¿Cómo surgió la idea de este proyecto?

Yo, que no paro quieta en ningún momento, pensé en la idea de retratar a todas esas personas con las que me iba cruzando en el día a día y destacaban por algo en especial. Crear una especie de diario, de libro de visitas en el que dejar retratadas de una manera característica y especial a los que forman mi vida.

Empecé por lo más sencillo, mi familia, pero poco a poco he ido incluyendo a amigos o personas que en mi vida son destacables. Desde al artista que he ido a ver en directo, hasta el guía que me acompañó en mi viaje por Jordania, pasando por la dueña del bar al que voy siempre.

 

Las manos son uno de los elementos protagonistas en todas ellas, ¿por qué?   

exalumna Grado Superior Producción, Julia Mancho

Las manos cuentan una historia. La mirada dice mucho de la persona, eso es innegable, pero los gestos nos cuentan muchísimos detalles más. Sin conocer a los que aparecen en las fotos, con sus gestos puedes saber si son tímidos, seguros o incluso a qué se dedican. Se aprecia si es gente artística, presumida, introvertida o echada para adelante.

 

Hemos visto que tienes retratos de artistas como SHO-HAI o Don Patricio, ¿cómo lo conseguiste?

Como he dicho, voy todo el día de lado a lado, tengo muchas inquietudes y me encanta conocer gente. Este fue otro de los motivos por los que empecé con Juliaiae: la cantidad de gente admirable con los que me cruzaba. Tanto Sho-hai como Don Patricio actuaron el año pasado en las Fiestas del Pilar y como estaba trabajando en la comunicación del evento tuve la posibilidad de contarles el proyecto y retratarles.

 

De tu paso por CPA Salduie, ¿qué destacarías?

De mi paso por Producción Audiovisual en el CPA destacaría, sobre todo, el apoyo y ánimo de los profesores a la hora de impulsar tus proyectos. Las experiencias que nos brindan durante los dos años de carrera que, si sabes aprovecharlos, te llevas mucho más que la vivencia de visitar un plató o un rodaje.

 

Para el retrato número 100 has elegido a Carlos Val, profesor de nuestro centro y cineasta… ¿Cuál es la mayor locura para la que te ha liado?

Siempre he seguido los pasos de Carlos con sus películas. Habré visto BestFriends como 10 veces y yo creo que esta admiración por su trabajo es lo que me ha llevado a que cuente conmigo desde aparecer en Planeta 5000 gritando «Infiel» a la protagonista, hasta participar en un evento como crítica de cine sobre una película que hasta el momento no había visto y que desde el día en el que me llamó hasta el momento del evento fue lo único que vi en bucle. Me encantan los desafíos, las experiencias diferentes y el movimiento, así que sabe que conmigo va a tener un sí seguro como respuesta.

 

Si volvieras a los 18 y tuvieras que elegir de nuevo qué estudiar y dónde… ¿Tomarías la misma decisión? 

Con 18 años no tenía muy claro qué es lo que quería estudiar. Sabía que quería dirigir mi vida hacia algo artístico y el CPA me daba esa posibilidad. Ahora llevo un camino diferente, pero creo que si volviera al principio tomaría las mismas decisiones, ya que en Producción Audiovisual descubrí una parte de mi personalidad que ha sido la que me ha abierto el campo de visión y ha hecho que esté muchísimo más formada a la hora de enfrentarme a lo que ahora me dedico.

 

¿Cómo ha sido tu evolución profesional desde que terminaste tus estudios en el CPA?  

La decisión de estudiar producción audiovisual y de espectáculos en el CPA fue tomada sobre todo por la segunda parte, la de los espectáculos. La música ha sido siempre el hilo conductor de todos mis actos. Cuando acabé mis estudios en el CPA, decidí estudiar el máster de Producción de espectáculos en vivo y realizar las prácticas en una productora de Madrid llamada Toxic Prod.

Al conocer por primera vez el mundo laboral, me di cuenta de que mis inquietudes se movían por temas más artísticos. Me gustaba más crear que organizar al que creaba. Volví a Zaragoza para estudiar Publicidad y RR.PP. y compaginé estos estudios con proyectos como Por Si Las Notas, cortometrajes, conciertos o eventos, hasta que encontré El señor Wom, agencia de publicidad en la que llevo ya un tiempo trabajando y consigue aunar todas mis pasiones.

diario retratos exalumna